Sensitive skin care

Cuidados para calmar una piel sensible

5 minutos
Pregunta a cualquier mujer si alguna vez ha tenido la piel sensible y lo más probable es que te diga que sí. A continuación pregúntale qué quiere decir con eso y seguramente obtengas un surtido de respuestas distintas. Una mujer puede decir que es porque se ruboriza con facilidad. La otra puede tener zonas de la piel ocasionalmente resecas y con asperezas. Una tercera puede decir que la piel se le irrita fácilmente. Entonces, ¿cuál es la que tiene la piel sensible? Pues lo cierto es que todas.

La piel sensible se ha convertido en un término genérico que describe toda una serie de afecciones, desde una irritación general pasando por la rosácea hasta la piel seca. Lo que todas ellas tienen en común es la inflamación. La inflamación se produce cuando la capa externa de la piel que actúa como barrera está dañada, a menudo por falta de hidratación, sobreexposición al sol o contacto con agentes irritantes como jabones, detergentes o geles antibacterianos agresivos.

La sensibilidad de la piel puede agravarse durante el invierno, cuando la piel tiende a estar más seca. También puede empeorar a medida que la mujer envejece, pues la piel de mayor edad tiende a estar más deshidratada.

Como Cuidar la piel sensible

Si tienes la piel sensible, probablemente ya sepas que la piel frágil necesita cuidados especiales. Existen una serie de métodos con los que puedes calmar la piel irritada y ayudar a fortalecer la barrera de humedad protectora de la piel:

  • Hidrata. Hidratar la piel con regularidad es lo mejor que puedes hacer para mejorar el aspecto saludable de la piel. Para potenciar la eficacia de tu loción hidratante, aplícala inmediatamente después de la ducha o de lavarte el rostro. Así retendrás la humedad en la piel logrando una hidratación óptima.

  • Protege. Aplica una crema hidratante con FPS todos los días del año. La exposición al sol es el primer responsable de la piel sensible.

  • Dúchate en menos tiempo y con agua más fresca. Intenta limitar el tiempo de las duchas a 10 minutos como máximo y dúchate con agua tibia, no caliente.

  • Utiliza un humidificador. Ayuda a aportar humedad al ambiente en los meses más secos.

¿Cómo saber si tu piel es algo más que sensible?

Ciertamente, todas las personas podemos sonrojarnos un poco cuando sentimos vergüenza, pero si el rubor dura más de un minuto aproximadamente, no hay razón aparente para ruborizarse, y el rubor viene acompañado de vasos sanguíneos rotos o granitos, puede ser rosácea. Las causas de la rosácea son desconocidas, si bien esta dolencia puede tratarse con pequeños cambios en la dieta y en el estilo de vida, productos para el cuidado de la piel o medicación.

Si esta descripción encaja con tu piel, pide cita con el dermatólogo o con tu médico.