5 Step night time routine for beautiful skin

Cinco pasos de la rutina de cuidado de la piel de noche para una piel preciosa

5 minutos
El secreto de una piel de aspecto más joven radica en seguir una buena rutina de cuidado de la piel de noche. Adquirir buenos hábitos antes de dormir puede ayudar en la reducción de las arrugas, una piel más luminosa y una piel más hidratada. En especial, si utilizas los productos adecuados y sigues el orden correcto de aplicación. Aprende los cinco pasos que constituyen la mejor rutina de cuidado de la piel de noche y descubre por qué el uso de productos con ingredientes como el Retinol —uno de los mejores para la reparación de la piel durante la noche— en tu rutina es tan beneficioso.

Guía paso a paso: Rutina de cuidado de la piel de noche

Los buenos hábitos nocturnos resultan en una buena piel. Sigue estos cinco pasos de cuidado de la piel de noche con el fin de prepararla para el proceso de rejuvenecimiento nocturno:

  1. Limpieza. Tanto si necesitas retirar el maquillaje como si solo quieres eliminar la suciedad, las impurezas, la grasa y la contaminación que se depositan en la piel durante el día, la limpieza es uno de los pasos más importantes de tu rutina de cuidado de la piel de noche. Puedes utilizar toallitas faciales si prefieres las soluciones rápidas y sencillas, o bien optar por una limpieza más profunda y elegir un limpiador oleoso seguido de un limpiador suave y cremoso. Consejo experto: Después de la limpieza, pasa un disco de algodón seco por el rostro para comprobar que has eliminado toda la suciedad. Este paso es fundamental, ya que todos los productos de cuidado de la piel que utilices después se absorberán mejor y más fácilmente si la piel está limpia.

  2. Tónico. El tónico tonifica y prepara la piel para absorber los ingredientes esenciales que se aplicarán a continuación. Si vas a añadir Retinol a tu rutina, utiliza un tónico hidratante.

  3. Contorno de ojos. Las cremas para el contorno de ojos suelen ser más ligeras que la mayoría de los tratamientos hidratantes y se aplican en la zona de debajo de los ojos. Se recomienda aplicar primero la crema más ligera en la rutina facial de noche, por eso debes utilizar el contorno en este paso. Para la noche, elige una crema hidratante para el contorno de ojos que contribuya a reparar la barrera de la piel mientras duermes. Si quieres añadir una dosis de Retinol en el contorno de ojos como parte de tu rutina de cuidado de la piel de noche, elige un producto como Regenerist Retinol24 Crema Para Contorno De Ojos De Noche Con Retinol y aplícalo mediante un suave masaje en la zona de debajo de los ojos.

  4. Sérum. Los sérums ofrecen concentraciones elevadas de determinados tratamientos. Los sérums más populares están formulados con ingredientes como el Ácido Hialurónico, que hidrata la piel, o nutrientes y antioxidantes, como la Vitamina C o E. Encuentra el más adecuado para las necesidades de tu piel y utilízalo en este paso. Consejo experto: Sigue las indicaciones sobre la frecuencia de uso de tu sérum y sobre los activos con los que puedes combinarlo. Por ejemplo, si eliges Regenerist Retinol24 Sérum De Noche Con Retinol no uses la Night Cream de esa colección en la misma noche.

  5. Tratamiento hidratante. Llega el momento de otro paso esencial en la rutina del cuidado de la piel: el tratamiento hidratante. Por la noche, tu piel entra en modo de reparación, así que necesitas una crema específica que la nutra e hidrate. El Retinol es un ingrediente fantástico para ello, ya que deja la piel visiblemente más lisa y luminosa y reduce las líneas de expresión y las arrugas. Consejo experto: Existe un sinfín de recomendaciones sobre cómo aplicar Retinol y cuándo aplicarlo en la rutina. Olay Regenerist Retinol24 Crema Para Contorno De Ojos De Noche, con nuestra fórmula de Complejo Retinoide patentada y Vitamina B3, hidrata al instante la piel hasta 24 horas. Notarás mejoras visibles en la luminosidad, la firmeza, las manchas oscuras y los poros.

La importancia del Retinol en tu rutina de cuidado de la piel de noche

El Retinol es una forma de Vitamina A que pertenece a un grupo llamado retinoides. Es uno de los mejores ingredientes antiedad; un auténtico activo estrella. Ayuda a reducir la apariencia de las arrugas, exfolia la piel, aumenta la producción de colágeno y combate los radicales libres.

Durante la noche, la piel tiene una mayor capacidad de autorreparación que durante el día. Una crema de noche, incluso una con retinol, es fundamental para estimular la reparación de la piel, ya que esta se encuentra más receptiva a los activos durante la noche. Además, contribuye a contrarrestar el aumento de la pérdida de hidratación mientras duermes.

Más información sobre los beneficios del Retinol para saber por qué deberías añadir este maravilloso ingrediente a tu rutina de noche de cuidado de la piel.

La importancia del factor de protección solar

La piel Con el uso del Retinol la piel puede mostrar una mayor vulnerabilidad a los rayos UV. Para protegerla, aplica un tratamiento hidratante con SPF por la mañana.

Por ejemplo, Regenerist Whip Crema SPF30 contribuye a proteger la piel del envejecimiento y los efectos nocivos de los rayos UV y resulta una opción excelente para tu rutina de cuidado de la piel de mañana.

¿En qué se diferencian las rutinas de cuidado de la piel de mañana y de noche?

Tu rutina de mañana puede parecer muy similar a la de la noche, con dos excepciones: debes prescindir del Retinol y añadir un tratamiento hidratante con SPF o un protector solar para proteger tu piel de los efectos nocivos de la radiación solar, como el envejecimiento cutáneo.

Recuerda que la rutina de cuidado de la piel de noche es eficaz si la cumples. Ten paciencia, ya que algunos productos necesitan más tiempo de uso para que notes un efecto visible en la piel. Prueba Olay a diario durante 28 días. Experimenta una transformación real de la piel. Encuentra los productos que mejor se adaptan a tu piel y confía en la eficacia de nuestros pasos recomendados para el cuidado de la piel de noche.

Es posible que te sorprendas y disfrutes de esos minutos de autocuidado que te ayudarán a relajarte al final de un día ajetreado y a prepararte para dormir.